top of page
Raul_Bartolome_Nataliya_promocion-9.jpg

LOS INTRUSOS

 

 

No entiendo porqué debería separarme de mi entusiasmo por un nombre. Me llaman y no acudo. Vivo el mundo como pez en el agua, desconozco las reglas que se han inventado para organizar el aire que soplamos. ¿Ese nombre que me han dado esta vieja gente? No, no contesto a ese nombre. Acudo a la llamada de la tierra y a la inspiración divina.

La noche nodriza es mi dueña. Conozco la importancia del misterio y si no puedo nombrarlo es porque vivo en su seno. La fantasía es la sangre de mi alma. Veo la imaginación vibrar a través de todas las cosas y conectar a todos los objetos para crear paisajes y hogares. Vivo en un mundo urdido en el telar de los sueños. Yo veo la materia psicológica brillar en un mundo que los que hablan transitan como si fuera un desierto. Como no pudieron adueñarse de la magia, eligieron vivir en un mundo de gestión y control y tristes consuelos.

Tengo sueños que no podéis concebir y recuerdos de acontecimientos que nunca sucedieron. No tengo las palabras ni las prisas. No manejo excusas ni justificaciones. No elaboro explicaciones ni pienso ordenar el bullicio de mis deseos y vértigos.


¿Acaso sois conscientes de lo ridículo que es hablar siempre en serio? La única libertad que nos proporciona el lenguaje es la perra faldera de la frivolidad. Los grandes, los peludos, las perfumadas, las que hablan de sí mismas sin parpadear, como si se conocieran, los de la voz castigada, los que no lloran ni les duele nada, los que viven con muchas cosas a cuestas, todas estas personas que parecen vivir en su boca, que creen que habitan en sus frases, a toda esta gente se le va la existencia en significar perogrulladas. Tienen palabra para todo y amor para nada. 

No entiendo porqué están tan convencidos de ser superiores a nosotros que acabamos de nacer y todavía recordar el calor del mundo. ¡Qué frío hace en el lenguaje! ¡Qué seco me parece el nombre que me gritan, una bomba de amenazas! Tengo la sensación que mi nombre es mi carnet de socio para el entrenamiento en la culpabilidad. No me convencen los adultos. Se les ve tristes y cansados. No me atrae su mundo. Desilusión y resignación. Solo saben comprarme. Nada de lo que proponen es digno de atención. Quieren que deje el misterio para someter al yugo del miedo. Miedo tienen a raudales. Nada les asusta más que recordar su renuncia a la belleza. Huelo el miedo supurar por todos sus poros - por favor, no me pongan esta voz enlatada de ternura procesada cuando me hablen. Les falta el aire. Por eso giro la cabeza. Solo sé que están muriendo sin vivir y que son demasiado cobardes como para aprender de los que aun sabemos algo de la imaginación.

Jonathan Martineau

Muestras de la Formación de Danza Teatro Al descubierto

15 y 16 de junio 

a las 20h

en la sala exlímite,

calle Primitiva Gañán 5, Madrid

 

Creación colectiva de:

Elena Arroyo, Virginia De la Cruz, Uxuri Etxegia 

Cristina Masoni, Agustín Medina, Clémence Robert, Nataliya Andru 

 

Fotografías:

Raúl Bartolomé

 

Coste de entrada

8 eur

Reserva escribiendo a:

aldescubierto.physicaltheatre@gmail.com

 

bottom of page